De manjares mexicanos y panameños

Por fin consiguió Yuri llevarnos al restaurante Porfirio’s  “alta cocina mexicana” según reza la web. Muchas veces lo intentó y, debo de decir que finalmente nos lió y la experiencia no fue espectacular. Tal vez porque me pilló destrozado recién aterrizado en México, tal vez porque hacía frío en la terraza donde Yuri (viciosillo él) nos colocó para poder fumar un cigarro tras otro o fue tal vez la comida que no se pasaba. No lo sé.  Nos echamos nuestros buenos tequilas con chapulines (saltamontes) y algo que no recuerdo el nombre, básicamente maíz con mayonesa.
Porfirio´s MexicoDF

En  fin que me siguen gustando más otros sitios en el DF; el Sylvestre “asador mexicano” en el que nos echamos “otra vez” unos cuantos tequilas con Jorgito al día siguiente y, como no, mis preferidos de siempre, el Dulce Patria de Martha Ortiz  con sus maravillosos cebiches, tostadas, guisados coloridos, gaseosas mexicanas, gelatinas decorativas, etc y el insuperable Quintonil (mi preferido sin duda) y que sube al número 12 en la lista de los mejores restaurantes del mundo.

También nos dejamos caer por Guadalajara. Cómo me gusta esta ciudad a la que le tengo gran cariño y hacía tiempo que no visitaba. Allí estamos con temas legales y, tras pasarnos por la Ciudad de la Justicia, nuestro abogado decidió (con buen criterio) que nos acercáramos a Tlaquepaque  a comer. Preciosa ciudad colonial que no desmerece de aquellas del Bajío mexicano (Querétaro, Morelia, San Miguel de Allende…). Merece la pena pasear por sus calles empedradas y se come de vicio. Nosotros estuvimos en el Casa Fuerte y no nos privamos: margarita de tamarindo para empezar (si, luego nos echamos unos buenos tequilas de la casa…no olvidemos que Tequila es una localidad en Jalisco cercana a Guadalajara que merece mucho la pena visitar; hay un tren que hace el recorrido pues la vuelta no es fácil tras pasar por las destilerías…), tacos de cuitlacoche (el hongo del elote) y cabrito asado típico del lugar. ¡Impresionante!

en panamaY como se me queda corto el post que claramente va de restaurantes,  luego di el salto a Panamá, dos buenos lugares en el casco viejo: el Calíope  (tal vez demasiado pretencioso exageradamente para lo que era…) y el Ochoymedio; un jardín gastronómico tipo brasserie en pleno casco antiguo de la ciudad de Panamá al que nos llevó amablemente un cliente (mejorable el servicio pero buena la comida). Cabe decir que el servicio siempre es mejorable en Panamá, buena gente pero poco servicial.

Y, a pesar de que coincidió con el enésimo huracán que pasaba por allí ¿Olga? y no dejó de diluviar (es extraño que los huracanes den el salto al Pacífico ya que se debilitan al tocar tierra), como siempre la terraza del Tántalo es un must donde tomar una copa con vistas y buen ambiente. Eso sí, la comida justita, vulgar diría yo.tantalo panama

Imagen | Publicado el por | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Y el Comandante mandó parar el baile

¡Si señor! Momento histórico y por allí andaba el viajero. Podré decir que corrí por el Malecón de la Habana el mismo día que Fidel se murió, y no será mentira.

En la Habana el dia que murio Fidel

No habrá otro como él, con su carisma”, me dijo el taxista que me llevó al aeropuerto José Martí horas antes de que se comunicara su fallecimiento. Y le dio más lustre el ir en un viejo Chatka negro soviético donde los pies no me llegaban al asiento delantero y, como no, con cortinilla granate de terciopelo. Yo le pregunté por su salud (muy oportuno, me recordó ese titular del Diario de Navarra el día que murió Bowie: “David Bowie; más en forma que nunca”) y él torció el gesto y me vino a indicar que no se presagiaba nada bueno… Acabó con un Raúl no tiene su carisma (obvio) y, como no, me ofreció la próxima vez que viniera acompañarme a una fábrica de tabaco a comprar puros a precios de “no turista”. Incluso me dio su mail afirmando que lo miraba “casi todos los días”.

 

la-habana
No es fácil el tema de la conexión a internet en Cuba pero que bonita está La Habana. Me faltaron días, sin duda. No sólo por asistir al acontecimiento histórico de los actos de homenaje a Fidel, sino porque La Habana está preciosa. Como iba con una misión del Port de Barcelona (previo habíamos estado en Panamá pero me toca empezar por lo importante) nos recibieron en la embajada de España con Habaneras.  Muy emotivo, hasta los discursos de los políticos que, por un momento, dejaron de lado las referencias veladas a sus “designios democráticos” y no hubo mayores referencias a temas “políticos”. Eso sí, los eufemismos de siempre no faltaron….¡Qué pereza!

 

Por cierto, ni rastro de los comisarios políticos que tanto asustan a los “demócratas de cuna”. Salvo, claro está, que estuvieran en el aeropuerto disfrazados de colegialas. No creo que haya país más cálido en la llegada que Cuba y menos intimidatorio. Seguro que será una estratagema de los Castro y, ya se sabe, no pueden hablar porque hay espías en todas partes pero, viniendo de Panamá, sorprende de gran manera la simpatía y calidez de la gente….y las ganas de agradar.

 

Fan del Aleti en la HabanaY es que, insisto, La Habana vieja está preciosa. Lo está el malecón; como decía Carlos Cano: “La Habana es Cádiz con más negritos, Cádiz es La Habana con más salero”. Maravilloso correr por él con las vistas a la bahía. Lo está la remodelada Habana Vieja con los edificios lustrosos que no dejaban de recordarme a Cartagena…o a San Juan…o a Veracruz…o, como no, a Cádiz…siempre Cádiz en las calles de La Habana.

 

Sé que es lo más turístico pero tenía que hacerlo; turístico, caro y “menos bueno” pero si Hemingway lo instituyó, yo tenía que repetirlo 26 años después de la primera vez. Hay paladares mucho mejores pero, como el autor de “El Viejo y el Mar” había que ir a tomar el mojito (aguado) en la Bodeguita y el daiquiri en la Floridita. Eso sí, mucho más rico el que me tomé poco después en un diminuto bar con un banderín del Atleti cuyo dueño se vanagloriaba de dar los mejores mojitos de La Habana…

La Bodeguita del Medio La HabanaMe faltaron días en La Habana, lo sé y volveré. Seguro que antes de los 26 años que he tardado desde aquella navidad del 90 (se cumplían por entonces 30 años de la revolución…y ya son casi 60); la revolución que encabezó Fidel y que sirvió para que La Habana dejara de ser el casino donde la mafia americana (si, la de los Lucky Luciano, Frankie Costello, Meyer Lansky y toda esa troupe aliada con el dictador Batista) campaba a sus anchas y se llenaba los bolsillos de dólares.

Y en eso llegó el Comandante y mandó parar el baile; como cantó Carlos Puebla…y las cucarachas salieron despavoridas dando lugar a uno de los hitos más emocionantes en la historia de la humanidad. Con sus sombras, por supuesto, el poder siempre corrompe…pero con más luces, sin duda (Velasco dixit).

 

Y para ir a La Habana, sin duda al hotel con más historia sobre el Malecón: el hotel Nacional. Construido en los años 30 bajo el auspicio de otro dictador buscando atraer dólares corruptos para su desarrollo personal (Machado) y que ha sido testigo de revueltas, famoseo y mafias varias hasta la Revolución. Personajes de todo tipo han pasado por él en sus casi 90 años de vida; desde Tarzán hasta Naomi Campbell pasando por Sartre, Gabo, Galeano, Tenesse Williams, Maria Félix y Agustín Lara, Gary Cooper….y Ana Obregón ¡Sí señor, con ella coincidimos en el hotel!

¡Si es que deberíamos de haber estado más días en La Habana!!

En La Habana

 

 

 

Imagen | Publicado el por | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

Disfrutando y trabajando en Miami …

Acabamos el viaje a Colombia dando el salto de Barranquilla a Miami. Logisfashion tiene una operación interesante en Miami con un potencial de crecimiento inmenso. Para 2020, nuestro Plan Estratégico tiene a EEUU como uno de sus pilares de crecimiento y la puerta de entrada será Miami donde ya estamos haciendo operaciones de ecommerce para marcas españolas.

Por este motivo, y para visitar a clientes actuales de México y Panamá que tienen la base en Miami, necesitaba un par de días de trabajo junto con el equipo de México y al llegar el sábado pude aprovechar para disfrutar el típico fin de semana Miami Beach.

shore club hotel miamiA mí me gusta mucho el Shore Club Hotel.  Puede que no sea el más exclusivo o el más vanguardista, pero su piscina es inigualable. Disfruto con las “Pool Parties” sólo con ver la fauna que se reúne y las historias que ocurren alrededor de la piscina y los mojitos… 😜

Hay muchos hoteles en Miami Beach chulos. Todo Ocean Drive con los más clásicos Art Deco y Collins Street hacia arriba con los más modernos. El clásico entre los clásicos; el National,  tiene más de 80 años de historia. Tengo que leer más sobre cómo se creó Miami Beach allá por la primera mitad del siglo XX pero parece que mucho tuvieron que ver europeos y por eso el estilo predominante. Ya me informaré

maimiEn fin, vuelvo a los restaurantes que de eso os quería hablar…  Mi preferido, independientemente de que te claven, que lo hacen, es el Zuma;  no exactamente en Miami Beach sino en el puerto, en el hotel Epic con embarcadero propio (ya sabéis, podéis fondear el yate sin problemas…). Comida asiática de fusión muy elaborada. El menú degustación barato (menos caro) es más que suficiente. Como siempre en USA, pedid vino español que es el que mejor relación calidad precio tiene (aunque te va a costar el doble que en España).

zuma restauranteEn Miami Beach propiamente dicho, probamos uno filipino Pao by Paul Qui en el hotel Faena que, cuando menos por curioso, nos gustó bastante (salvo el plato de requesón que se empeñó en pedir Paula y que sabía a eso, a requesón…). Para buenas vistas el Juvia  en un pent-house en la comercial Lincoln Road. La comida peor que las vistas…

Italiano, el Casa Tua (a mí me gustó pero he visto críticas de todo tipo). Griego, el Milo’s con sede también en Nueva York muy recomendable para pescado fresco

Un gran descubrimiento en la zona de Coral Gable; zona residencial y comercial cerca del aeropuerto,  fue el Grazianos. Tuve la suerte de ser invitado por mi amigo Javier y degustamos una entraña como no he probado en ninguna otra parte.

Finalmente, si váis, descargaros Yelp que es bastante más potente que Tripadvisor (al menos en Estados Unidos)

Seguro que me dejo sitios en el tintero pero, como podéis ver, a Miami se va a disfrutar de la playa, de los placeres de la vida y a gastar dinero…mucho dinero.

¡Ahhh y un servidor también a trabajar!!!!

 

 

 

 

 

 

Vídeo | Publicado el por | Etiquetado , , , , , , | Deja un comentario

¡20 años no se cumplen todos los días!

los-fundadores-logisfashion-1996Resulta que un 21 de octubre del 96… hizo 20 años la semana pasada, 3 chavales recién graduados en el MBA del IESE, unos ingleses locos y 4 experimentados hombres de negocio, nos citamos en una notaría de Barcelona para constituir LOGISFASHION S.A.

La que en principio, según nuestro plan de negocio iba a ser Logismoda pero que por azares del destino acabó internacionalizándose con el fashion. La que empezó con un capital de 36 millones…de pesetas y con un pequeño almacén en Palau de Plegamans. La que no tenía clientes pero si mucha ILUSIÓN. La que acabó convirtiéndose en la multinacional de logística especializada en fashion y ecommerce más importante de España…y yo no conozco ninguna europea que se le parezca si nos centramos en el tema de la especialización “nuestra razón de ser”. La que facturará este año a nivel mundial más de 25 millones de euros y tiene que llegar a los 50 en 2020…

Pues bien, Logis cumplía 20 años y había que celebrarlo. Por eso y aprovechando la puesta en marcha de nuestras filiales en Colombia y Panamá, durante los meses de septiembre y octubre tanto el comité de dirección, como el ya veterano Consejo nos hemos desplazado a esas tierras con objeto de conocer mejor la realidad actual de la compañía y, como no, celebrar tan magno acontecimiento;

¡que no se cumplen 20 años todos los días!!

Será por celebrar, ya celebraremos la apertura de nuestro primer centro logístico en Palau de Plegamans o nuestro primer cliente en enero del 97. ¿Cuál fue el primero? Depende, al primero que facturamos no tuvo mucho que ver con prendas y si con hierros que hubo de sacar a mano, entre los 3 emprendedores (Carlos Villa, Juan Martínez y el que suscribe), de un almacén lúgubre de la tienda de C&A  en la calle Pelai en una noche helada de enero barcelonesa. Si hablamos de prendas fueron unas 150 prendas de niño de un cliente de ropa infantil ya quebrado hace mucho tiempo de nombre Next Generation. Allí entró a apoyarnos nuestra primera empleada; Estel, que luego nos reconoció que pensó que estábamos locos…y  que, ¡20 años después sigue con nosotros!

Hemos tenido de todo en estos 20 años. Y hemos tenido de todo en este viaje. Desde el temblor en Medellín nada más llegar al hotel y que viví en una planta 15, hasta las aventuras en la selva con el Presidente, las serpientes y los caimanes. Restaurantes de todo tipo en la bella Cartagena, rones en el Café Havana y tequilas donde no tocaba.

cafe Havana Me detengo en lo del temblor porque, si bien he vivido muchos en México, me asustó la presteza con la que los locales abandonaron el hotel tirándose en tropel escaleras abajo. Fue una escena realmente caótica pues todo nuestro piso estaba ocupado por los corredores de una vuelta ciclista a Colombia para veteranos que, bicicleta al hombro como si fuera el fin del mundo, tomaron las escaleras y se lanzaron a tumba abierta. Arrasaron con lo que encontraron y esta sensación de huida desesperada me aturdió. Yo siempre mantengo la calma en estas situaciones y adicionalmente bajaba detrás de un ancianito que llevaba su ritmo en zapatillas de andar por casa y que fue completamente arrasado (él y yo que no me atreví a dar el paso) por la horda ciclista. Quedó la anécdota en un susto (y en la pérdida total de dignidad por parte de los ciclistas que bajaron a tropel y en paños menores) y, tras una cena en el maravilloso Carmen, hubo que regarlo con algún que otro ron en la terraza del hotel Charlee (único sitio al que se puede ir en el antaño animado Parque Lleras ahora tomado por los bares de chicas de “prepago”). Por cierto, vaya tormenta mítica que nos echó materialmente de la terraza. Bueno, para ser precisos, echó a todos menos a los de siempre…

cartagenaHablando de restaurantes, y mezclando viajes, nos defraudó Harry Sasson en Bogotá (hasta el punto que ni tocamos el que había en el Charleston Santa Teresa, nuestro hotel de Cartagena. No falló el Carmen de Cartagena (lógicamente de los mismo dueños) y El Gobernador by Rausch en un precioso hotel boutique de los que tanto abundan en Cartagena. Deliciosos los ceviches de La Cevichería y el Café del Mar para tomar un roncito viendo el mar a la noche. O bien, si no estáis alojados allí, el Santa Clara y su patio para tomar una copita (que pena los sonidos artificiales selváticos que le ponen creyendo que es lo más y que es lo  más molesto y menos apropiado que se me ocurre…)

Eso sí, donde sea,  siempre acompañado de un gran anfitrión como Carlitos; ya sea a las islas del Rosario en lancha con la nevera repleta de vitaminas para hacer más ameno el viaje, ya sea a visitar el pasado colonial de Cartagena con el Castillo de San Felipe y el monasterio de la Mola, ya sea a los mejores restaurantes, a comer langosta caribeña o pargo “achicharrado” o ya sea al Tayrona a ver animales en un entorno idílico (aunque reconozco que más aventurero de lo que pedía el viaje…)

tayrona

Imagen | Publicado el por | Etiquetado , , , , , | 2 comentarios

“Con las manos en la masa”

La verdad es que al escribir esto ya he pasado nuevamente por Bogotá. Llevo una racha de viajes que se me hace difícil planificar los posts y llevar una bitácora  accesible para quien me siga. Siento, por ello, mezclar historias o restaurantes que pertenecen a viajes diferentes. Puede ocurrir y tampoco me preocupa demasiado pues el orden no ha sido nunca el objetivo de este humilde blog.

Así, puedo hablar de 2 visitas al precioso hotel de la Ópera en Bogotá (uno con el Comité y otro con el Consejo…); justo al comienzo del Centro Histórico la Candelaria y a 2 pasos de la Plaza Bolívar donde se sitúan los edificios más representativos de Bogotá: la Catedral, el palacio de gobierno, el ayuntamiento, la casa Nariño (hogar del Presidente) y el Palacio de Justicia. Éste último totalmente remodelado tras ser destruido en 1985 tras la toma del mismo por el grupo guerrillero M19 y el posterior asalto que no hizo sino aumentar la carnicería del ejército colombiano que no dejó vivo ni al tato (bueno, alguno que luego fue alcalde de Bogotá sí que salió vivo). En total más de 100 muertos con varios desaparecidos que, muchos años después, fueron reconocidos en fosas comunes…no suena bien, ¿verdad?

en-la-candelariaAhora intento darle forma porque esto me lleva a muchas historias apasionantes que son hitos del psique colombiano. El primero, como no, me hace enlazarlo con el reciente referéndum (justo mis viajes fueron 2 semanas antes y una después del fiasco). Lo que iba a ser la fiesta de la paz se convirtió en una pesadilla para muchos colombianos de buena fe. Nadie entiende desde fuera que se vote NO a un proceso que traería la PAZ después de 50 años de barbaridades. Por muchas concesiones que se hagan y después de una campaña donde las voces en contra eran mínimas aunque poderosas (Uribe, siempre Uribe…), por sólo 50.000  votos y en unas elecciones donde hubo casi un 60% de abstención, los colombianos, en todo su derecho pero de manera, reitero, poco comprensible lo rechazaron.

Esto abre un periodo de incertidumbre que ha generado una movilización popular nunca vista en Colombia que podría llevar a que se llegara a una solución final empujada por el pueblo y no por los políticos. Y esta podría ser una de las causas del rechazo al proceso: la baja popularidad de sus políticos y, especialmente de su Presidente Santos que, a lo Cameron, pretendió jugarse al todo o nada el Proceso de Paz y le salió cruz…bueno, al menos se llevó el Nobel que algunos opinan era lo que realmente buscaba.

carlos-y-toniAhora está la plaza llenándose de acampados que protestan en general (vi incluso pancartas anti taurinas) y llegan hasta la misma esquina donde se puede visitar la Casa del Florero.

Es este uno de los puntos clave de la Independencia de Colombia (la historia siempre se cuenta como se quiere o como es más divertida). Parece que el robo del susodicho florero o la no cesión por parte de unos hacendados españoles, generó revueltas que fueron el detonante o la excusa para el comienzo de las refriegas que llevaron a la liberación de Bogotá. No es que le de mucha verosimilitud a la historia que, por cierto, me recuerda a una en México con los franceses y unas tartas.

En la peatonal que sale entre el Palacio y la casa del florero, mataron a Gaitán; ese prócer colombiano de los años 50 asesinado por las oscuras fuerzas reaccionarias  (podría haber sido el Kennedy colombiano). Esta sí que es una historia interesante perfectamente relatada por el escritor colombiano (uno de mis tops) Juan Gabriel Vásquez  en su última novela “La forma de las ruinas”. Un imprescindible que también mete en el cóctel la muerte, en la misma zona, del General liberal… Uribe Uribe (siempre Uribe) manejando nuevamente la teoría de la conspiración común en las 2 muertes anteriores. ¡Apasionante!

Es esta Avenida la que lleva al Museo del Oro. Muy interesante (imprescindible un guía) para entender el manejo que del oro hacían los indígenas precolombinos y como debió ser el choque de culturas con los materialistas conquistadores.

con-las-manos-en-la-masaNo me voy sin antes contaros el Curso de Cocina que hicimos con el Comité en la escuela del argentino Mariano Moreno en Bogotá. No cabe duda que este tipo de trabajo en equipo genera un espíritu que no se consigue de otra manera.

Ver como Gonzalo con su afán gallego de la carne cruda destrozó la posta cartagenera (punta de anca sellada y cocida en su salsa aderezada con panela o el azúcar de los pobres) a pesar de los esfuerzos de Toni que, eso sí, prefirió hacerse su propia tortilla de 20 claras de huevo.

Fue sin duda el arroz con coco uno de los platos más sobresalientes de la terna aunque hicimos tanta cantidad que podíamos haber dado de comer a un regimiento.

No faltó el grupo de las chicas con un patacón con hogao. Sencillo pero sabroso. Tal vez nos debíamos de haber atrevido con un sancocho o un ajiaco pero la experiencia estuvo divertida (sobra decir que cuanto más vino tomábamos más divertida se volvía).

clases-de-cocina

Imagen | Publicado el por | Etiquetado , , , , , , , , | Deja un comentario

Una catedral de sal y Andrés Carne de Res

equipo-logisfashionPrometía el primer sábado en Bogotá previo al comité que celebraríamos durante todo el domingo non stop. Fede, nuestro nuevo director en Colombia; profesional de amplia reputación y anfitrión de primera, nos había preparado una visita a las minas de sal de Zipaquirá.

minas de salDentro de las minas los mineros primero, de una manera artesana y luego ya con un matiz más comercial, fueron construyendo galerías en la sal que representan naves de una catedral o mejor dicho estaciones de la pasión de Cristo. No deja de ser una “catedral de sal”, como bien la definió María Isabel, pero impresiona la magnitud de la nave central y ¡Cómo no! las paredes brillantes de sal.

Cuesta entender en la actualidad lo preciado que fue la sal en otro tiempo, hasta el punto de excavar la montaña como lo hacían para conseguir el preciado bien:

¿Alguien sabía que la palabra salario viene de la cantidad de sal diaria necesaria?

Bonito el pequeño pueblo de Zipaquirá, esplendoroso en otra época y que aún conserva la pequeña plaza colonial que le da cierto encanto. Encanto el que buscaríamos más tarde con la visita a uno de mis restaurantes favoritos: el Andrés Carne de Res de Chía.

catedral de salFavorito fundamentalmente por lo diferente que es. Ya hace casi 10 años de mi primera visita a Bogotá y al Andrés (de hecho aterricé y fue el primer sitio donde me llevó Carlitos; yo no podía entender ir a un restaurante a las 5 de la tarde) y después de 5 o 6 visitas me sigue sorprendiendo y divirtiendo igual. Especialmente me gusta ver la cara de sorpresa de los “nouvinguts”. Todo es raro en este restaurante, todo está pensado para que sea bizarro. Y además se come bien y se “parrandea” mejor.

Si vais no dejéis de pedir la empanada de choclo (maíz), el patacón y, como no, el lomo al trapo. Delicadísimo. Todo en ese ambiente  de jolgorio promovido por unos camareros (me dicen que es un punto muy positivo en el currículum de una persona haber trabajado de camarero en el Andrés pues sólo cogen estudiantes que trabajan para pagarse la carrera) que disfrutan con su trabajo.

Con una botella de ron “Herencia” hicimos la tarde entre algún baile que otro echamos la tarde y hasta se nos vino la noche encima (ya había en la mesa algo más que la botella). Cada vez quedaba más claro que en América el tema del baile viene de serie y que en España (Europa en general) el tema va por otro lado. Había que ver a Yuri bailar, incluso a Carlos con sus 2 metros 10cm 😀 y vernos a nosotros 😁… ¡sólo Juanito salvaba el tipo 😉!

en-andres-carne-de-res

¡Retirémonos a tiempo que mañana hay comité y tenemos trabajo por delante!

Imagen | Publicado el por | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Casi se me escapa el vuelo a Bogotá

Y tenía a todo el equipo ya esperándome en Bogotá y yo sudando la gota gorda en el Uber  con destino al aeropuerto. Se me había complicado un poco la mañana ya que había desayunado con un cliente importante en el hotel y nos habíamos explayado a gusto. Luego me puse con un par de temas, carrerita por Chapultepec y a las 3:00 al Uber para llegar al aeropuerto –calculaba- sobre las 4:00 y tomar el vuelo a las 5:50 con destino al Comité Intercentros de Logisfashion que este año se celebraba en Bogotá.

Normalmente el trayecto no debe durar sin tráfico ¡Qué entelequia! más de media hora. Pongámosle una hora para ir cubiertos, hora y media a lo sumo…todavía vamos bien llegando a las 4:30 al aeropuerto. No contaba con que las cosas se iban poniendo muy negras, ya salir de Polanco en dirección al Circuito Interior fue una odisea. Semáforos que se ponían en rojo sin avanzar nada, bocinas a doquier, cuando tocaba avanzar se metían los de la otra dirección, cuando se ponía en rojo avanzábamos, eso sí, mínimamente. Y el tiempo inexorable, haciendo lo que mejor sabe, pasar…

trafico-y-caos¿Dónde están los policías organizando los cruces si nadie hace caso a los semáforos?

Y siempre había un conductor más espabilado que se metía y nos taponaba. Y yo sudando de los nervios y del calor que hacía. Maldije a mi conductor varias veces -por lo lento que me parecía y por no llevar aire- pobre hombre, se esforzaba y de verdad, sufría casi más que yo. Y no nos movíamos… por fin Circuito Interior (una especie de ronda de Dalt/M30 siempre colapsada). Mi única opción pasaba porque fuera fluida. Cosa que no iba a ocurrir. Cuando parecía que salíamos del follón y medio andábamos, otra vez nos parábamos; y el caos, no había por dónde cogerlo. ¿Queda mucho? Yo ya conocía la respuesta pero necesitaba que me mintiera el chofer. Lo hacía pero la cara le delataba…”hombre…depende del tráfico” y allí seguíamos, a vuelta de rueda…

Las 5 de la tarde y nos aproximábamos. Parecía que llegando al aeropuerto el tráfico se animaba y se hacía más llevadero.

  • ¿Terminal 1 (la antigua)?,
  • “No, a la nueva que es con Aeroméxico”.

maletaSí, a la terminal nueva unida a la antigua por un moderno monorraíl sin conductor que hace el trayecto en 3 minutos y una recién construida autopista de 2 carriles que…y esa iba a ser mi perdición, se colapsa por una rotonda a la entrada de la terminal donde confluyen los que van, los que vienen y los que pasan. El caos, otra vez el caos, parados a unos 500 metros de la rotonda…las 5:15 y no avanzamos…y 20…, después de haber avanzado 50 metros a lo sumo hago de tripas corazón y me bajo del taxi con mi maletón verde clorofila. Y a correr entre los coches parados (humo, bocinazos, más gente que se baja, eslalon…). Llego a la rotonda jadeando y maldigo a los policías apoyados en el capó de los coches patrullas charlando tranquilamente. Cuento 5 de ellos mientras voy superando a otros viajeros desfondados. Entro en la puerta de la terminal a las 5:30, subo a Aeroméxico -sudo mucho pues hace calor- y veo la cola para facturar.  No way! Afortunadamente hay una cola de “last minute” con unas 10 personas. Imposible hacerla.

  • Señorita” y le explico mi situación;
  • “Esta es su cola caballero”
  • Pero perderé el vuelo…no puedo hablar con alguien para pasar y ver si hay alguna opción; el vuelo embarcaba a y 5 y son y media…”;
  • “Hable con la coordinadora pero le dirá que esta es la cola”

La coordinadora al teléfono; me mira con desprecio (yo también me hubiera mirado con desprecio, desaliñado, sudoroso, implorante…) y levanta la mano en una señal de

  • “¡Alto!” ¿no ve que estoy hablando?
  • “Es que pierdo el vuelo”
  • “Siempre hay un vuelo después” (me había salido filosófica…); le explico la situación y como me había predicho la otra señorita me manda a la cola de último minuto.
  • ¿No entiende lo que le digo? Si hago esa cola mis pocas opciones actuales desaparecen” suplico humillándome ya sin ningún tipo de vergüenza, “No puedo perder este vuelo” recalco “es el último…”;
  • “Nunca es el último….” Ahora sí que la noto socarrona o poco solidaria…
  • Déjeme pasar a un mostrador” me aventuro.
  • “¡Qué falta de respeto! pida permiso primero a los de la cola”

Me doy la vuelta y procedo a pedir permiso a los primeros de la cola que me miran con cara de entre asco y pena y me perdonan la vida con cierta displicencia…”anda, pasa, pasa…” y me lanzo al mostrador…

  • “Tengo el vuelo a Bogotá a las 17:50 y…..”

Ahora es la chavalita del mostrador que imaginaba menos escrupulosa la que me mira mal y me hace callar:

  • “Me parece una falta de respeto, hay que llegar con tiempo…”. Me callo lo que pienso, la de veces que ha sido el vuelo el que ha salido tarde, lo mal organizado que está el tráfico en esta ciudad….
  • -“Ya lo sé pero no ha podido ser y el vuelo sale en 20 minutos….por favor….he pedido permiso a los de la cola
  • -“¿A todos los de la cola?”; dudo si ahora sí que se está cachondeando de mi desgracia;
  • -“A todos no, sólo a los primeros
  • -“Pues tiene que ser a todos” no hay tiempo para protestas, me giro, ya no sé cómo humillarme más y grito exponiendo mi situación a toda la cola. Como es una cola de último minuto nadie va sobrado así que no me faltan miradas asesinas. Aparte de esto parece que nadie pone pegas…me equivoco, un padre con una hija pequeña (el juicio popular ya está perdido) grita desde el fondo de la cola: “yo tengo el vuelo a y 35…”; este sí que está jodido, pienso, y le digo que pase, que se cuele él también pero que no me haga perder el mío. Cosa que hace y furibunda aún más a las masas…

Finalmente accedo al mostrador e insisto en que ahora sí, que tengo el permiso de la cola. La muchacha no parece muy convencida pero me pide el pasaporte para ver de qué manera prosigue el castigo.

  • “El vuelo está cerrado”; me lo imaginaba pero estuve hábil y en el coche había movido hilos;
  • “Tengo el pre embarque hecho aunque no tengo tarjeta de embarque”; esto la desarma y noto un gesto de fastidio.
  • “Está bien, le daré la tarjeta de embarque…no lleva equipaje, ¿verdad?”
  • “No, que va, miro mi maletón pero lo escondo como puedo”, adiós a la colonia Atkinsons regalo de mi amigo Jorge…

Con la tarjeta entre los dientes corro al control de seguridad (me consta que están embarcando desde hace tiempo). Obvio que se dan todas las circunstancias propias de una situación así, cola enorme que me salto suplicando y no mirando atrás, control de seguridad donde me hacen sacar y colocar varias veces en bandejas diferentes portátil y iPhone y, la de más difícil situación, la maleta no cabe por la máquina de rayos x. Finalmente la meto en diagonal, me la hacen abrir pero el oficial se apiada de mí y no me quita la colonia ¡Qué arbitrario es el tema de los líquidos!

Y corro, corro por la terminal esperando que no hayan cerrado la puerta de embarque y, al mismo tiempo, pensando que hacer con el maletón. Llego a mesa puesta (el último) y consigo que me bajen la maleta a la bodega en la puerta del avión. Me siento sudoroso pero feliz en mi asiento -además no se sienta nadie a mi lado lo que agradezco- y me relajo…por fin, me relajo.

Tengo 4 horas para pensar en la aventura y llegar descansado a Bogotá porque allí me esperaba mi equipo y de alguna cerveza no me iban a dejar escaparme….

bogota

Publicado en América | Etiquetado , , , , , , | 1 Comentario

“La moda que más se lleva la llevamos nosotros”

Ayer estuve en una entrevista telefónica muy entretenida con Eva Navarro de Radio Emprende en el programa En Show your business. Os dejo mis principales titulares y por supuesto el audio de la entrevista para que podáis escucharla completa.

entrevista

Lo que empezó como proyecto de fin de curso de 3 amigos del IESE en 1997, 20 años después se ha convertido en una empresa internacional con más de 600 empleados.

Somos el primer operador logístico especializado en la industria textil y de la moda y nuestro lema es: “La moda que más se lleva te la llevamos nosotros”

Fuimos un poco temerarios, pero hubo gente que confió y apostó por nosotros. La idea que de alguna manera surgió de nuestros amigos ingleses, porque en Inglaterra todo el tema de la externalización, el outsourcing estaba muy desarrollado cuando  en España estaba empezando a sonar. Empezamos con la logística fashion, ser un operador de nicho, que en ese momento era una ventaja competitiva porque éramos los únicos que lo hacíamos.

Fundadores LogisTrabajamos mucho, pero también llegamos en el momento justo, cuando España pasaba de ser un país productor textil a empezar a importar.  Por ejemplo Pull and Bear tiene ahora 25 años, hace 20 años estaba empezando al igual que nosotros, vimos que lo lógico era ir adecuándonos a las necesidades de nuestros clientes, seguirlos allí donde estén. Donde están produciendo y en los mercados donde quieren vender.

Crecimos de la mano de nuestros clientes, apostamos por los mercados donde se vendía la moda española, crecer en Latinoamérica empezando por México, Colombia y luego también en Asia donde nuestros principales clientes estaban fabricando para ofrecerles control de calidad, auditoría y apoyo en todo momento.

Luego con la irrupción del ecommerce nos dimos cuenta que el negocio iba en esa dirección, vimos claro que el futuro era apostar por allí,  sobre todo porque la gestión de la logística ecommerce tenía muchas similitudes con la gestión de la logística del tema fashion, al servir ropa estábamos acostumbrados a la unidad, la variedad de diseños, códigos y colores a diferencia de los grandes operadores logísticos que se mueven más por volúmenes.

Apostamos fuerte y ahora el  50% de nuestro negocio en España es venta online, ecommerce, lo que nos ha permitido seguir creciendo incluso en la época de crisis que hemos vivido.

Nuestra fortaleza es la gestión de la cadena de suministro, la gestión de los almacenes, no el transporte, eso es sólo una pequeña parte de ello. El know how que ofrecemos a nuestros clientes es gestionar internacionalmente su cadena de suministro allí donde estén para que ellos se puedan dedicar a su core business.

“En torno al 5 por ciento lo reinvertimos en proyectos de innovación” . Invertimos mucho en innovación, en sistemas, tecnologías y un equipo profesional muy preparado y potente para poder montar proyectos a 10.000kms como por ejemplo en Chile y con proyección de abrir en Perú, India, Argentina, etc.

Quedan muchos países todavía…

Publicado en Logisfashion | Etiquetado , , , , , , | Deja un comentario

¿Y si Trump gana las elecciones?

Llego a México en plena resaca de la visita de Trump y con la posterior renuncia del Secretario de finanzas (Videgaray) que, parece ser, era quien había urdido la misma como mano derecha del Presidente.

donald-trump-pena-prietoParece mentira que, gente que se supone capaz, y Videgaray, a diferencia del Presidente, si tiene fama de serlo, pueda cometer tamaña torpeza. Te traes al enemigo público número 1 de México a sentarse con el Presidente y sale en rueda de prensa conjunta relamiéndose sobre lo bonito que les va a quedar el muro de 3.000 kms que van a construir en la frontera y lo caro que le va a salir a México; son tan tontos que no saben que, además, lo van a pagar ellos. Para más INRI, la respuesta del Presidente de México (institución curiosamente infinitamente más respetada que en España aún a sabiendas de que son los Jefes de la red de corrupción…) no se centra en si muro si o muro no, sino en intentar responder balbuceando que no tienen previsto asumir el coste.

Lo dicho, que parece mentira, y esa es la teoría de muchos en México que, efectivamente todo este montaje de Trump no es sino una cortina de humo para que se hable de lo torpes que son y no se hable de otras cosas más importantes: situación económica, devaluación del peso, gestión política y, sobre todo, casos de corrupción. ¿Será? Quien sabe pero se acabó de hablar de Trump y sale el tema de la muerte del cantante Juan Gabriel y el robo del cadáver que no lo encontraban…Mmmm…puede que algo de razón tengan mis amigos mexicanos que así piensan, y más sabiendo que detrás de Peña Nieto está la poderosa Televisa. Demasiados intereses y muy poca luz al respecto.

meme mexicoEl problema de todos estos jueguecitos con Trump es que, como a Rajoy con el independentismo catalán, esto le da votos en EEUU. Hay muchos americanos nostálgicos que disfrutan con estas muestras de poder imperial. Entre eso y que Hillary no despierta grandes ilusiones entre la América progresista (que también la hay). En fin, que Dios nos coja confesados…

Dicho esto, se nota que la alegría en México no es la misma. Hay cierta añoranza de las expectativas creadas con el MEMO y ya se asume que viene tiempos difíciles. Llevo tiempo diciendo que llegaría, pero también que México saldrá más rápidamente que otros países como Brasil con economías mucho más complejas. Veremos lo que pasa…

Será por esto que, por fin conseguí cenar en el Sylvestre que se me había resistido. Bien porque ya pasó su momento de auge (muy típico en la Ciudad de México) o bien porque se le pasó al país, conseguimos mesa con Yuri. No fue posible, sin embargo en mi preferido, el Quintonil (que la última guía Restaurant nombró el 14 del mundo) y tampoco dejé a Yuri que me llevara al Porfirios donde sin duda debe de tener acciones por su insistencia (la próxima vez sin falta, te lo prometo…)

No me apasionó el Sylvestre, sobre todo si lo comparas con el Tori Tori en el que cené en mi última noche y que me apasiona tanto por el jardín vertical escondido en pleno centro de Polanco, como por el sushi de mucho nivel…aunque de los precios tampoco hablaré.

Pero la visita acabó muy bien, el mes pasado, agosto, fue récord de ventas de Logisfashion en México; esto son buenas noticias y lo celebramos con los RSLs en Las Gaoneras;

¡Enhorabuena señores!

equipo-logis-mexico

 

Foto cabecera: AP/Dario Lopez-Mills

Imagen | Publicado el por | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

En el invierno del hemisferio sur

Todo lo que mola cruzar el Ecuador cuando en Europa estamos en invierno con todo lo que eso conlleva (días grises, frío, noches largas…) lo tiene de negativo ese mismo camino en julio. Pasas del ambiente de playa y chiringuito, calorcito, días eternos, terracita y piscina al de lluvia y abrigos, ropa oscura, frío y noches desapacibles.

Llevaba varios viajes a Chile y Argentina en nuestros meses más invernales (diciembre y febrero) y me generaba una situación muy gratificante encontrarme con un ambiente de expansión y luz versus la oscuridad y frío del hogar. Sin embargo, esta vez ha sido todo lo contrario, cambié una Barcelona resplandeciente, con ganas de verano a comienzos de julio por una Buenos Aires lluviosa y aplatanada. He de decir que rápidamente cambié el chip y me hice a los calcetines de lana y a las chaquetas de invierno.

Llegué un lunes por la noche con la idea de acercarme a cenar y después dar un paseo por Puerto Madero (como hice la última vez que fui en diciembre) pero la lluvia y el frío me aconsejaron quedarme a resguardo en el hotel. Ya sé que debería haberlo pensado antes pero a veces el cerebro humano actúa de una manera irracional basado en recuerdos y no en hechos reales.

Buenos AiresHe de reconocer que me pareció más chulo que la última vez el hotel Intercontinental de Buenos Aires y pude aprovechar bien el gimnasio y la piscina cubierta. Además tuve tiempo de preparar la reunión que  tendría al día siguiente y ponerme al día de la situación con Macri (justo había estado en Buenos Aires cuando la toma de posesión y recuerdo que la taxista nos dijo sobre Cristina que muchos la echarían de menos).  Bien es cierto que la apertura del país no va al ritmo deseado, que la devaluación de la moneda (más de un 50%) ha hecho que los precios sean más razonables desde la visión del extranjero pero siguen siendo altos, que el incremento de precios bestial de los servicios públicos estancados desde hacía décadas ha afectado, como siempre a los más débiles…😑😑

Pero también creo que el camino es el correcto (o más bien eso creen mis amigos argentinos). Pasa como siempre, que todos son muy patriotas pero los dólares en EEUU por si acaso…y el por si acaso le cuesta muchos puntos de desarrollo al país.

Y saltando el biombo al día siguiente me planté en Santiago donde hacía si cabe más frío pero, cuando te sale un día despejado…Qué bonita e impresionante es la Cordillera…y está tan cerca.

Vamos bien en Chile, a punto de cerrar lo que será uno de los proyectos más importantes en Latam y que nos permitirá abrir una operación triple A especializada como no la hay en Chile. Hay pesimismo, como he percibido en este viaje en todos los países visitados (fueron 5) pero creo que Chile y Argentina tienen papeletas para salir rápido de esta mini crisis y también creo que es un buen momento para invertir. Nosotros así lo haremos…

Como soy animal de costumbres, no dejé de cenar a mí llegada el mero de profundidad del Don Carlos en Isidora Goyenechea (¡qué carnes más prietas! Las del mero se entiende…) y salí a correr por el parque Bicentenario desafiando al frío intenso matutino. ¡Qué subidón cuando corres sólo recién amanecido con el pedazo de montaña rodeándote!…y más ahora que está nevada hasta la base. ¡Espectacular!

Santiago de Chile

No me gustó demasiado el peruano de fusión japonesa donde cenamos; el restaurante Hanzo cerca de Borderío…aunque también he de decir que “peruanos” iba a tener  a mansalva en este viaje porque la siguiente escala era Lima. 

Imagen | Publicado el por | Etiquetado , , , , | Deja un comentario