De manjares mexicanos y panameños

Por fin consiguió Yuri llevarnos al restaurante Porfirio’s  “alta cocina mexicana” según reza la web. Muchas veces lo intentó y, debo de decir que finalmente nos lió y la experiencia no fue espectacular. Tal vez porque me pilló destrozado recién aterrizado en México, tal vez porque hacía frío en la terraza donde Yuri (viciosillo él) nos colocó para poder fumar un cigarro tras otro o fue tal vez la comida que no se pasaba. No lo sé.  Nos echamos nuestros buenos tequilas con chapulines (saltamontes) y algo que no recuerdo el nombre, básicamente maíz con mayonesa.
Porfirio´s MexicoDF

En  fin que me siguen gustando más otros sitios en el DF; el Sylvestre “asador mexicano” en el que nos echamos “otra vez” unos cuantos tequilas con Jorgito al día siguiente y, como no, mis preferidos de siempre, el Dulce Patria de Martha Ortiz  con sus maravillosos cebiches, tostadas, guisados coloridos, gaseosas mexicanas, gelatinas decorativas, etc y el insuperable Quintonil (mi preferido sin duda) y que sube al número 12 en la lista de los mejores restaurantes del mundo.

También nos dejamos caer por Guadalajara. Cómo me gusta esta ciudad a la que le tengo gran cariño y hacía tiempo que no visitaba. Allí estamos con temas legales y, tras pasarnos por la Ciudad de la Justicia, nuestro abogado decidió (con buen criterio) que nos acercáramos a Tlaquepaque  a comer. Preciosa ciudad colonial que no desmerece de aquellas del Bajío mexicano (Querétaro, Morelia, San Miguel de Allende…). Merece la pena pasear por sus calles empedradas y se come de vicio. Nosotros estuvimos en el Casa Fuerte y no nos privamos: margarita de tamarindo para empezar (si, luego nos echamos unos buenos tequilas de la casa…no olvidemos que Tequila es una localidad en Jalisco cercana a Guadalajara que merece mucho la pena visitar; hay un tren que hace el recorrido pues la vuelta no es fácil tras pasar por las destilerías…), tacos de cuitlacoche (el hongo del elote) y cabrito asado típico del lugar. ¡Impresionante!

en panamaY como se me queda corto el post que claramente va de restaurantes,  luego di el salto a Panamá, dos buenos lugares en el casco viejo: el Calíope  (tal vez demasiado pretencioso exageradamente para lo que era…) y el Ochoymedio; un jardín gastronómico tipo brasserie en pleno casco antiguo de la ciudad de Panamá al que nos llevó amablemente un cliente (mejorable el servicio pero buena la comida). Cabe decir que el servicio siempre es mejorable en Panamá, buena gente pero poco servicial.

Y, a pesar de que coincidió con el enésimo huracán que pasaba por allí ¿Olga? y no dejó de diluviar (es extraño que los huracanes den el salto al Pacífico ya que se debilitan al tocar tierra), como siempre la terraza del Tántalo es un must donde tomar una copa con vistas y buen ambiente. Eso sí, la comida justita, vulgar diría yo.tantalo panama

Imagen | Esta entrada fue publicada en América y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s